domingo, 4 de septiembre de 2016

Memorial democrático [CEPAS]

CEPAS
CEPAS, Juan José. Villanueva de Córdoba. Cuñado de Francisco Gutiérrez “Floro”. Fue detenido en mayo de 1946, junto a más de treinta vecinos de Villanueva. La excusa utilizada por el capitán Fernández para llevar a cabo esta redada fue la presencia en la zona de Alfonso Nevado Asencio, natural de Villanueva, enviado por el PCE desde Francia para reforzar la guerrilla cordobesa. Los detenidos fueron llevados a la Fuente Vieja, donde estuvieron interrogándoles entre paliza y paliza. Esposados de dos en dos fueron llevados a la cárcel del Ayuntamiento, después llegó un barbero y les peló la cabeza haciéndoles una cruz. Antes de salir para Córdoba les pelaron del todo. Permanecieron en Villanueva hasta el día 15 de mayo. Esposados de nuevo fueron trasladados a la Estación de ferrocarril. Un tren les llevó hasta Bélmez (Córdoba), donde pernoctaron en la cárcel, llegando al día siguiente a Córdoba. El 15 de julio de 1947 tuvo lugar la vista de la causa en el cuartel de Artillería de Córdoba. Por presión de los caciques de Villanueva, el fiscal pidió penas muy altas, sin embargo quedó en evidencia la inconsistencia de la causa y las penas fueron bastantes benignas: sólo un pequeño grupo hubo de soportar algunos meses más en prisión. MORENO, Francisco, 2001, 276
CEPAS LUNA, Andrés. Villanueva de Córdoba. 45 años. Actuó como enlace del grupo dirigido por Julián Caballero y del formado por “Los Parrilleros”. El 18 de mayo de 1943 fue tiroteado por la guardia civil cuando caminaba por un sendero. Al parecer se dirigía a visitar a “Los Parrilleros” que andaban escondidos en un trigal. Murió en su domicilio de Villanueva. MORENO, Francisco, 2001, 89, 98 y 571
CEPAS RICO, Lorenzo. Militante del Partido Comunista de España sobre el que existe un informe en el Archivo Histórico del PCE. AHPCE, Informes sobre camaradas, Sig. 784
CEPAS SILVA, José Antonio “Lobito”. Comunista de Villanueva de Córdoba. Zapatero. Se incorporó a la sierra el 16 de febrero de 1941, cuando empezaron a buscarlo por una denuncia que le puso la viuda del derechista Juan Pedro Cabezas, muerto en 1936. Lo acusaba de haberlo visto entrar en su casa el día en que detuvieron a su marido. Enseguida se presentaron en su domicilio los guardias municipales para detenerlo. Les pidió pasar un momento al lavabo, y aprovechó para huir por la puerta trasera. En la sierra se unió a la partida de Miguel López Cabezas “Moraño” o “Parrillero”, cuya zona de actuación se extendía entre el Sur de Ciudad Real y el norte de Córdoba. El 20 de marzo de 1943 se unieron los hermanos Alfonso y Manuela Díaz Cabezas “Los Parrilleros” actuando en aquella época esta partida por la sierra de Fuencaliente (Ciudad Real), de donde pasarán pronto a su tierra natal de Villanueva, al lugar Raya de la Pizarra y cerro de los Puntales.  El 17 de mayo se toparon con una patrulla de la guardia civil en el interior de un cortijo y hubieron de salir corriendo al amparo de la noche, si bien los disparos hirieron mortalmente a un enlace que les acompañaba, Andrés Cepas Luna, de Villanueva. Tuvieron luego campamentos y diferentes bases en la divisoria de Córdoba y Ciudad Real: en Mañuelas -Cardeña-, en la sierra Quintana y valle de La Víbora –Fuencaliente-, en la Hoz del Panizar –Jaén- y en los valles de Alcudia y de Ventillas. En este último tuvieron su último campamento, en la Hoya Cherrera, en la sierra de Abulagoso. A comienzos de 1944 se unieron al grupo de Julián Caballero, ex alcalde comunista de Villanueva de Córdoba. En las primeras semanas de 1944 fueron sorprendidos por la guardia civil en el cortijo de La Campanilla, montes de Adamuz (Córdoba), cuando se acercaron a una choza a recoger un cocido. En el tiroteo resultó herido en una pierna Julián Caballero. Entre Manuela y María Josefa “Mojea” curaron al herido utilizando el caldo de cocer jara y tomillo. En febrero, y hallándose sin provisiones, se presentaron en pleno día en el cortijo de El Tibio, zona de La Raña, Fuencaliente, con tan mala fortuna que se metieron en un destacamento de la guardia civil establecido allí recientemente. En el tiroteo fue abatido Miguel “Moraño” o “Parrillero”, mientras los demás pudieron alcanzar la espesura del bosque. El cadáver fue expuesto en la plaza de Villanueva de Córdoba, su pueblo natal, haciendo pasar delante del mismo a la mujer de “Lobito”, a la de Julián Caballero y a otras, mientras les hacían la siguiente pregunta: "¿Conoce usted a este bandolero y a su puta generación?". En abril sorprendieron a unos cazadores en un cortijo cercano a Villanueva a los que arrebataron las escopetas tras comer con ellos. El primero de septiembre asaltaron el caserío Fuenlabrada, término de Almodóvar (Córdoba). El 16 de noviembre se produce la separación de Julián Caballero, por disputas internas. El 17 de noviembre, por la noche, Inocencio “Borrica”, que actuaba como jefe de la partida tras la baja de Miguel, dio muerte por equivocación a un primo suyo, Vicente Ginés, que se hallaba practicando la caza "del garlito". El 20 de diciembre de 1944 “Los Parrilleros” fueron sorprendidos en el cortijo Los Herraderos, término de Fuencaliente, por un destacamento de la guardia civil cuando intentaban atracarlo. Tras unos minutos de tiroteo, José Antonio Cepas, Alfonso y Manuela Díaz se rindieron "a condición de que les respetasen la vida". A eso de las 11 de la noche les llevaron al cuartelillo de Fuencaliente. A la mañana siguiente se concentró en el cuartelillo toda la gente de derechas y de Falange, que empezó a pedir a gritos el linchamiento de los presos. El 22 de diciembre les fue tomada declaración, pasando en los días siguientes al cuartel de Villanueva de Córdoba, donde les sometieron a nuevos interrogatorios. En el Sector Móvil de la Fuente Vieja fueron maltratados por la elite falangista y militar. Aquí les prepararon unos informes llenos de malicia. El atestado de la guardia civil acusa de comunista a José A. Cepas, de 43 años, y de "participar en detenciones en 1936, que luego fueron fusilados". A Alfonso, de 22 años, lo acusan de desertor del servicio militar, de comunista y de haber pertenecido a los Pioneros Rojos. A Manuela, de 29 años, madre de 3 hijos, la acusan de "concubina" y de haber pertenecido a las Mujeres Comunistas de Villanueva. El informe de Falange, en los mismos términos peyorativos, está firmado por Martos, delegado de Información e Investigación, remitido por el alcalde Antonio Fernández, como jefe local del Movimiento. En tercer lugar, se incluye un tercer informe, exclusivo del alcalde, en los mismos términos descalificadores, como personas de "mala conducta". El 4 de enero de 1945 ingresaron en la prisión de Ciudad Real. Después, en la madrileña de Carabanchel, los hombres, y en la de Ventas, Manuela. El instructor en Madrid fue el coronel Enrique Duarte, primero, y después, Eymar. El 12 de abril de 1945 volvieron a declarar. José A. Cepas insistió en que la denuncia que le ponía la señora de Villanueva era falsa, y que Inocencio fue el autor de la muerte del cazador. El consejo de guerra se celebró el 16 de diciembre de 1945, en el Paseo del Prado de Madrid. El defensor alegó que los procesados se entregaron sin resistencia y que no cometieron hechos de sangre. Sin embargo, los tres fueron condenados a muerte. Curiosamente, a ninguno de los tres se culpa directamente de la muerte del cazador de Fuencaliente, sino que se dice que murió "por disparos de alguno de los procesados o por “Parrillero”". La Auditoría de Madrid confirmó su aprobación el 28 de diciembre de 1945. El 20 de febrero de 1946 llegó a la prisión de Carabanchel el "enterado" de Franco, contra Alfonso y José A. Cepas. A Manuela se le había conmutado la pena de muerte por treinta años de cárcel. Al mismo tiempo se comunicaba el "enterado" a otros 10 presos de Carabanchel, entre ellos Cristino García. El 21 de febrero de 1946 a las 7,00 h. en el campo de tiro de Campamento, Madrid, cayeron abatidos los doce. Todos fueron víctimas del Juzgado Especial de Espionaje y Comunismo, con jurisdicción en toda España, dirigido por el coronel Eymar. MORENO, Francisco, 2001, 47-49, 99-103 y 109; MORENO, Francisco, 2002a, 205.
CEPAS TRENADO, Juan. Natural de la provincia de Ciudad Real. Preso político, estuvo recluido en la Segunda Agrupación de las Colonias Penitenciarias Militarizadas en Montijo (Badajoz). GUTIÉRREZ, José Luis, 2003, 149
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario