domingo, 14 de febrero de 2016

Setenta años de silencio. España, Memorias y Transmisión

Película de Emile Navarro en el cine La Clé  (París)

Este sábado 13 de febrero mucha gente y unos amigos de los Republicanos españoles en Región parisina acudimos al Cine parisino La Clé donde había una jornada dedicada a dos películas de Emile Navarro : De la Retirada a la Reconquista y Setenta años de silencio. España, Memorias y Transmisión.
Esta tarde se echaba la de 2010,  Setenta años de silencio. España, Memorias y Transmisión.

Estaban las Ediciones Tirésias, con un puesto de libros y DVD,  entre ellos películas de Emile Navarro, de la editorial La Clape.
  
 
Introdujo así ésta Emile Navarro: «En mi familia hay republicanos y fascistas. Mi padre era republicano, estaba en Francia. En España el único republicano de la familia está en una fosa.  Nuestros padres no han querido hablarnos por pudor. He querido romper ese silencio.  Estuve a ver a mi familia de Barcelona y me dijeron que durante la dictadura se vivía bien, que no había mendigos ni drogadictos como ahora, que yo venía a molestar con  mis películas y me fui más al Sur a ver a un primo hermano. Mi película fue boicoteada en España».

La película  se estructura en torno a testimonios de herederos de los vencedores y de descendientes de  los vencidos entrecruzados, entrecortados de canciones de Thomás Jiménez (el Comunero) y por rutas y carreteras de viajes a España, paisajes de mesetas, del Valle de los Caídos,  de fosas  abiertas con osamentas, de intervenciones teóricas de historiadores, de filósofos, de memorialistas, de personalidades del exilio republicano en Francia.

Muchas frases, que transcribo,  son contundentes y significativas.

Dice al principio una familiar del cineasta: «Claro que el tío era del bando vencedor ¿Es que había otro?», lo que provocó risas en el público del cine La Clé.

Después interviene un hombre que dice: «Toda la vida viví con la dictadura pero no sabía que lo era, ni lo que era un país libre».

«Era una dictadura para los demás, para los huérfanos de los vencedores no, las leyes de Franco los protegieron, a mi padre le dieron un estanco, a mí me dieron una beca para estudiar en Madrid».

Una empresaria (se ve un  cortijo andaluz, campos de golf) habla en perfecto francés  (traduzco): «En mi familia se vivía muy bien».

Otro heredero de  los vencedores afirma: «Los jóvenes no le dábamos importancia si Franco era o no dictador».

Olivier Herrera dice: «Perdió el pueblo español, ganó la finanza internacional, March, la nobleza, los nacionales… pero España retrocedió de varios decenios, todos pierden una guerra, unos más que otros».

Paqui Maqueda, presidenta de la Asociación andaluza Memoria y Justicia interviene varias veces: «Se pusieron en marcha mecanismos de terror,  que se convirtió en silencio, en olvido».

Andrés Romero  dice  (traduzco del francés): «En Francia se hablaba de todo, de los anarquistas, de los comunistas y cuando me fui a España estaba prohibido, no se hablaba de política porque se arriesgaba la muerte»,  como también lo afirma Carlos Muñoz Yagüe, filósofo. Lo confirma José Luis Ledesma, historiador: «La guerra civil, es algo demasiado polémico».

Un heredero de los vencedores afirma: «Es ridículo querer hablar, se tiene que olvidar aquella época, yo he perdonado, el hombre está hecho para amar, no para odiar. La Ley de Memoria ha recordado cosas que se habían olivado, que se habían apaciguado».

Dice Paqui Maqueda: «Sin justicia no puede haber paz, como dijo Gandhi»

Añade después un hijo de republicano: «Mi padre estuvo preso en Galafaté y fue fusilado en la Peña de Toro. Mi madre  dice que están sus restos en el cementerio de Sanlúcar, pero no se sabe dónde».

 
Después vemos una bonita escena de comida familiar alrededor de una mesa concurrida con paella en un patio adornado con cerámicas. Varios amigos y familiares se expresan: «la Historia es lo pasado» y «mi familia ha luchado para demostrar que mi abuelo murió fusilado.» 

Paqui Maqueda: «Hay que contar toda la historia para que haya reconciliación. ¿Por qué 70 años después no se ha igualado el trato de los republicanos con el de los vencedores?».

Carmen Negrín, presidenta de la Fundación Juan Negrín, interviene en francés (traduzco) en su casa de París: «La gente ha desarrollado en España un instinto de supervivencia, para confundirse en la masa, para no hacerse notar».

Un español afirma: «Hemos sido condicionados, con una visión de la guerra  menos comprometida aquí en España».

Intervienen Progreso Marín en el camino de la Retirada y Aurora Tejerina  con Rosine Arroyo, en un homenaje en Cataluña, en el que se ve una placa a los héroes de la CNT.

Dice el Comunero: «Mi padre quería integrarse en Francia, no nos impuso de aprender el español, no hablaba del pasado, ahora yo lo busco», y canta: «Seguiremos adelante, sin jamás retroceder». Dan ganas de cantar con él.

Interviene Emilio Silva hablando de las fosas del franquismo, de  la que fue abierta el 5 de marzo del 2000, de su abuelo desaparecido.

Angel Viñas concluye en francés (traduzco): «Esconder el pasado es malo, hay que encontrar soluciones, parece que las raíces del mal no van a desaparecer».

Paqui Maqueda insiste: «En ningún país de Europa hay calles dedicadas a fascistas».

Carmen Negrín precisa en francés (se ve antes la placa dedicada a su abuelo Don Juan Negrín en la fachada del edificio parisiense): «Felipe González pensó que pasar la página era más prudente pero los republicanos quieren que se sepa. Buscan un reconocimiento».

Olivier Herrera  lee poemas dedicados a sus padres republicanos y teoriza: «…la Transición… el PSOE iba a lo suyo…no teníamos fuerzas para ganar una campaña insurreccional, el PCE cedió, todo permanence intacto en los sitios del poder… estábamos en la OTAN…»

Emilio Silva recalca: «…muchos se han ido sin saber donde están sus padres». (Añade a propósito de la fosa de Puebla de Cazalla): «Hacemos otra clase de Historia, construimos algo al pie de la fosa, algo que se parezca  a la justicia con los 140 000 muertos que tenemos en fosas»

Angel Viñas recuerda que la Ley de Memoria pasó en contra de los votos de la derecha y hubo que hacer concesiones, era un principio. Hay que honrar a las víctimas».

Paqui Maqueda insiste en los 140 000 desaparecidos, en los crímenes que no se han reconocido: «Se aceptó la monarquía, se intercambió la memoria de las víctimas. No se debería haber hecho eso».

Canta El Comunero.

Concluye Emile Navarro para empezar el debate: «A los españoles aún les harán falta otros 70 años para digerir todo eso».

Alguien empieza: «Bonito recorrido a través de testimonios familiares; a pesar de Zapatero los juicios no han sido revisados como el de Puig Antig. La Justicia española no ha vuelto sobre este juicio».

Emile Navarro precisa que su próxima película le rendirá homenaje.

Dice Aurore: «Es que hay aún muchos jueces franquistas que están en el sistema, en sus puestos».

Esta película ha sido boicoteada en España, incluso por profesores bilingües que opinan que la Retirada interesa a sus estudiantes pero el franquismo y la política no y Emile les contestó: «Es a ustedes a quienes no les interesa».

Un venezolano, Rogelio, dijo que «hay muchos fascistas disfrazados de demócratas en España».

Emile Navarro añadió; «Confío en Podemos, tienen el mérito de existir… espero que lo logren».

Se dijo también: «En Francia tampoco se habla de la guerra de Argelia». «No es una película de propaganda prorepublicana. Es raro el haber superpuesto a los dos «bandos». En algunas regiones no se puede hablar de la sublevación»; «En las familias de Durruti, de Machado también hubo fascistas».

Después se habló de «la Revolución, de que no fue una guerra civil a pesar de esas oposiciones familiares, de que no se puede limitar la Historia a problemas de psiquiatría», de que «en algunos pueblos se mató a tantos y lo hicieron los del pueblo, no  forasteros ni extranjeros, vete a explicar a las víctimas que no fue una guerra civil». «En León, dijo alguien, se ha asesinado a la población durante la sublevación… Zapatero, sus leyes son las más progresistas del mundo»…

 
Tras este animado debate,  Emile  Navarro nos presentó a dos actrices : Aurora Tejerina y a su hija Rosine.

Aurora nos cantó entusiastas canciones libertarias  con el puño en alto: El himno del batallón de León Asturias, los valientes libertarios  y  el himno de los milicianos.

Después le saqué fotos con Aurore y la Tricolor. Nos habló del primer Instituto de Enseñanza en Valencia, le hablé de mi madre, quien lloraba al recordar los camiones cargados  de hombres que se llevaban a fusilar, al esposo de su prima (el teniente  Roca) fusilado en Paterna y Aurora dijo haber conocido en Paterna a tres supervivientes de aquellas matanzas de Valencia. Seguramente nos veremos el 14 de Abril, festejaremos juntas la República en París.

Fue una bonita tarde para todos, en especial para los amigos de los Republicanos españoles de Región parisina, gracias a las películas de Emile Navarro y al Cine La Clé.

Paris, 13 de febrero de 2016

Rose-Marie Serrano (Amigos de los Republicanos Españoles en Región parisina)

No hay comentarios:

Publicar un comentario